Energías renovables en México: panorama 2020

MARZO 12, 2020

SHARE:  FacebookTwitterLinkedIn

Tiempo de lectura: 5 min.

El cambio al uso de energías renovables es un hecho y es un proceso que no debe detenerse. El medio ambiente exige que se tomen medidas drásticas, ya que las consecuencias del cambio climático y el efecto invernadero han sido devastadoras. México tiene un gran potencial para convertirse en uno de los principales mercados en la industria fotovoltaica.

 

El gobierno mexicano se puso como meta que a mitad de siglo el 50% de la electricidad producida en el país debe provenir de fuentes de energía limpia. En esta línea, para el 2024 México debería generar 35% de su electricidad por medio de fuentes renovables, pero es un escenario que aún no se ve fácil, ya que el país no tiene los recursos económicos para que se promuevan las inversiones necesarias para realizar este gran cambio.

 

Debido a los cambios en el presupuesto de la actual administración, la iniciativa privada y los inversionistas se encuentran en un estado de incertidumbre. El Presidente Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018, tomó la decisión de suspender la cuarta Subasta de Largo Plazo (SLP-1/2018), y en febrero de 2019, anunció su cancelación.

Afortunadamente, para empresas como Engie, primer productor independiente de electricidad y principal distribuidor de gas natural en Europa, México es un nicho de oportunidades. Durante el 2020, invertirá mil millones de dólares en la construcción de plantas de generación de energía renovable, y un adicional de mil millones de dólares en otros proyectos para 2021.

 

Esta empresa de origen francés puso en marcha un parque eólico en Tamaulipas que genera 50 mega watts. Gracias a cambios promovidos por la Reforma Energética y a la eliminación de costos, empresas extrajeras como la antes mencionada y la banca en proyectos de energía renovable, han promovido un crecimiento en la infraestructura eléctrica de nuestro país.

 

Empresas del sector privado como Vitol Y Bravos Energía apuestan a realizar concursos eléctricos a largo plazo para reunir compradores y vendedores, bajo contratos que cumplan lo establecido por la ley.

 

Algunas obras que se destacan son:

 

  • Iberdrola, con 30 millones de pesos de inversión en la Huasteca Potosina para electrificar a comunidades rurales con energía solar.
  • Planta solar de Enel, en Villanueva, Coahuila. Está en operación y tiene una capacidad de 828 MW.
  • Acciona, con el proyecto de Puerto Libertad, en Sonora. Produce 404 MW.
  • Zoom Energía, con el Parque Eólico Reynosa. Produce 424 MW.
  • Cubico Sustainable y Alten, con el proyecto de Solem I y II. Produce 326 MW.
  • NEOEN, con el Parque Solar el Llano. Produce 375 MW.
  • Consorcio Mitsui, con el proyecto La Calera, que se encuentra en construcción.

Si bien el crecimiento no será tan acelerado, gracias a las inversiones privadas retomará su camino y continuará avanzando. Debido al crecimiento demográfico, la demanda de energía va en aumento y es un hecho que la Comisión Federal de Electricidad podría enfrentar retos enormes para atender todas las necesidades. Ahí la importancia de promover la inversión de la iniciativa privada.

¡Únete a nuestra comunidad digital de profesionales!

 

Realiza networking de una manera mucho más fácil y descubre contenido de valor para tu profesión.