Megaciudades: ¿pueden ser eco-friendly?

MARZO 31, 2020

SHARE:  FacebookTwitterLinkedIn

Tiempo de lectura: 5 min.

Las megaciudades son un concepto realmente nuevo, que apenas vamos conociendo y que va más allá del término tradicional de una ciudad. Son un futuro que ya existe. Los pueblos van decreciendo cada vez más, dando paso a grandes asentamientos urbanos. Según la ONU, en 2015 el 54% de la población, aproximadamente 3,960 millones de personas, vivían en las ciudades.

 

Una megaciudad debe tener por lo menos 2,000 personas por kilómetro cuadrado para considerarse como tal. La mayor megaciudad en el mundo es Tokio - Yokohama, Japón, con más de 35 millones de habitantes, seguida por Nueva York, Estados Unidos con más de 23 millones y en tercer lugar la Ciudad de México, con 22.5 millones de habitantes.

 

En estos casos, el crecimiento acelerado de estás grandes poblaciones es una de las problemáticas más fuertes. Según los datos, las que superan los 10 millones de habitantes se multiplicarán acaparando gran parte de la riqueza mundial, motivando a grandes cantidades personas a moverse, siendo desproporcional el crecimiento demográfico al de la economía, poniendo en riesgo la calidad de vida de sus habitantes.

 

Otro de los grandes retos que se presenta debido al crecimiento desmedido de una ciudad es la perdida de la biodiversidad, haciendo que el trabajo para frenar el cambio climático y el calentamiento global sea cada vez más difícil. Para poder afrontarlo, es necesario elaborar nuevas políticas de ecología que permitan frenar la contaminación y convertir más territorio en espacios verdes, invitando a centros financieros, de educación e industrias creativas, para trabajar juntos en la generación de áreas verdes y espacios limpios.

 

Innovar es parte de encontrar soluciones efectivas. La evolución de las megaciudades debe tender a ser cada vez más sustentables, lo cual implica grandes esfuerzos para contrarrestar el cambio climático y ayudar al ambiente.

 

¿Cuáles son las estrategias para convertir una megaciudad en sostenible?

 

  • El ahorro energético, mediante el uso de energías limpias no sólo en los hogares y grandes edificios, también para el alumbrado público y la señalización.
  • Incorporación de vehículos poco contaminantes como las bicicletas y los automóviles eléctricos.
  • Las bicicletas del servicio público facilitarían los traslados, así como la adaptación de vehículos eléctricos como medio de transporte colectivo y para uso de las autoridades, como patrullas. De esta manera, se reduce la huella de carbono, mitigando las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Crear islas urbanas frescas para minimizar el efecto de las islas de calor. En ciudades como Chicago, ya se han plantado en el centro de la ciudad más de 70,000 nuevos árboles.
  • Fomentar la iniciativa de los techos verdes creados con vegetación nativa, esto con la finalidad de captar y almacenar el agua de lluvia para que pueda ser reutilizada.
  • Incentivar la agricultura de ciudad, con huertos verticales los cuales filtran el aire del interior de los edificios y lo depuran.
  • Desarrollar y utilizar tecnologías ecoeficientes, sobre todo en el diseño de nuevos edificios, para hacerlos sustentables.

 

En nuestro país también se está actuando para ayudar al medio ambiente. Gracias a la iniciativa denominada ProAire, la Ciudad de México ha reducido la niebla contaminante en el cielo y las emisiones de carbono han disminuido drásticamente en los últimos años. 

¡Únete a nuestra comunidad digital de profesionales!

 

Realiza networking de una manera mucho más fácil y descubre contenido de valor para tu profesión.